abril 16, 2024
TIEMPO LIBRE

SUSHIWAKKA

La terraza de este restaurante inicia su segunda temporada con una fórmula todavía más apetecible: atrevidas especialidades, con marcado acento ‘japo’…
Y antes, durante y después… combinados a la última creados por Saúl del Campo

O CÓMO DELEITARSE CON LA COCINA ORIENTAL MÁS AUDAZ Y  LOS CÓCTELES MÁS SOFISTICADOS


Fotos cortesía de Aires News Comunicación

El gusto se ha acostumbrado, y de qué manera, a la coctelería. Mezclas de altos vuelos, placer en cada trago y sofisticación desde la primera y hasta la última gota. No hay que esperar a que caiga la noche, ni a encontrarse ante una situación ‘canalla’. Todo lo contrario, tomar un delicioso cóctel apetece antes, durante y después de un excelente almuerzo o cena. También a media tarde, como broche a la jornada laboral y comienzo de las horas de ocio.
Y en la terraza de Sushiwakka (Infanta Mercedes, 62. Madrid. 91 571 27 37 www.sushiwakka.com), que inicia la segunda temporada, las creaciones de Saúl del Campo, auténticas y delicadas, se antojan desde primera hora y hasta entrada la noche.
María Li Bao ha encontrado en este joven madrileño el aliado perfecto para trasladar a una copa sus inquietudes, aquellas que surgen tras sus múltiples viajes a lo largo y ancho de todo el mundo. Entre los dos, consiguen sorprender a la clientela con propuestas que no podrán rechazar. La última no es otra que dejarse asesorar por el atento bartender y disfrutar de los nuevos platos maridados con diferentes cócteles. Saúl, guiado por las preferencias del comensal y por la elección de menú, le invita a un sugerente itinerario sensorial a través de licores, frutas, hierbas aromáticas, etc.
Todo ello con una magnífica relación entre calidad y precio y, por supuesto, con cócteles que ensalzan cada matiz. La nueva estación, cálida y vitalista, inspira a Saúl; él apuesta por frutas tropicales, exóticas e incluso se atreve con un producto hasta ahora no utilizado en la coctelería y tan mediterráneo como la chufa. Entre los primeros cócteles, Pink Millenium Champagne, Papayas & Mango Collection’s, Watermelon Gin Mare o Sake Mule, y el segundo, el Chufa’s Rock, no faltan gin tonics tan singulares como Ojo de dragón & Gin, suntuoso y fresco gracias a la ginebra Bulldog, Gin & Tonic Gin Mare, potente y aromático gracias a la combinación de esta novísima etiqueta catalana con albahaca, hierbabuena, eneldo, jengibre, lima y aceitunas arbequinas. Por último, Gin & Tonic Martin Miller’s, refrescante y realmente especial, a base de hierbabuena, regaliz, jengibre y algún que otro ingrediente secreto.
Así, la carta se amplía y presenta más original que nunca. Y es que Li Bao si a algo tiene acostumbrada a su clientela es a la transgresión. Se pueden degustar Tiraditos de salmón con sésamo y miel o de Atún con soja y menta, este último pescado con Costra de sésamo sobre cama de mango o a la parrilla, ligeramente marcado y acompañado de salmorejo. El apartado de sushi, uno de los principales ganchos de este dinámico restaurante, se renueva con el Maki de anguila asada, manzana y queso Philadelphia y el Nigiri de carne de kobe bajo aromas de aceite de trufa negra, entre otros.
Uno de los espacios más concurridos y que mejor acogida tiene es la barra provista de cinta giratoria, surtida por sushimen con infinidad de especialidades de la cocina japonesa. Simplemente siéntate y observa los platos que van pasando por delante, cuándo encuentres el que provoque tu deseo, a por él….

 www.sushiwakka.com

Posts relacionados