Imprimir esta página

El Inglés que cogió la maleta y se fue al fin del mundo

Una bella historia de amor, esfuerzo y compromiso que nos recuerda que no estamos solos en el mundo.

 The Last bus

Por Nuria Araguás. Fotos: DeAplaneta

ingles2Tras la muerte de su esposa Mary, Tom Harpe, un jubilado de 90 años decide repetir paso a paso el viaje que hicieron juntos hace sesenta años, pero en sentido inverso, haciendo la misma ruta en autobús y quedándose en los mismos alojamientos. El viaje lo hará con su abono transporte de la tercera edad. Saldrá de la casa en la que ha vivido 50 años, y tendrá que recorrer los 1.406 kilómetros que separan el punto más septentrional de Escocia (John O’Groats) del punto más meridional de Inglaterra (Lands End).

Para él es como un ritual y tiene intención de seguirlo al pie de la letra. El viaje viene motivado por razones personales, que aportan un planteamiento muy sentimental a la historia. Por otra parte, el tiempo se le acaba a Tom, que luchará contra viento y marea para cumplir sus promesas. Ha preparado hasta el último detalle de su misión, pero se topará con algo totalmente imprevisto: la vida misma, con todos sus problemas, obstáculos y alegrías. Tom se reencontrará con su pasado y descubrirá el mundo moderno y una diversidad multicultural británica que hasta entonces desconocía. La vida y las personas con las que se relaciona por el camino en ocasiones le distraerán de su meta, pero estos encuentros aportarán muchísimo a su viaje. 

Es una película sobre el amor, el dolor y el espíritu humano. Una película que nos recuerda que no estamos solos… y que todos estamos juntos en este viaje.

Reino Unido. 86 Min. Drama/ Road Movie. 
Director: Gillies Mackinnon
Actores: Timothy Spall, Phyllis Logan
DeAplaneta. Estreno 18 de junio

Comparte!