Agosto 05, 2021

    María José Llergo  (Pozoblanco, 1994) ha hecho de su primer álbum, “Sanación”, un recorrido por su propio proceso de curación. Un EP de siete canciones que reúne parte de lo ya publicado y suma imprescindibles como “Soy como el oro”, la única letra tradicional del disco, propia de las tonás, o cantes de trilla que nos recuerda que quererse a uno mismo es también prestar atención a lo que más nos duele.

    A su recurrente compromiso con los orígenes, María José Llergo suma otro descubrimiento vital: la meditación, que la acompaña en su rutina diaria desde hace un par de años, y sin la cual no se entendería el disco. El flamenco bastardo de la cordobesa se escucha ahora más mántrico: voz en primer plano, dulce y honda, que flota sobre electrónica brumosa y atmosférica. Un sonido que ensalza sintagmas cortos y contundentes que llevan al trance.

    Escrito por ella misma, producido por su ya habitual Lost Twin y mezclado por el solicitadísimo Max Miglin, el álbum pone en valor, también en lo sonoro, los citados orígenes. Escuchamos la voz de su abuelo al inicio del álbum (“De qué me sirve llorar”) y el crujir de la chapa de su puerta de casa en Pozoblanco al golpearla. Detalles hechos paisaje sonoro.

    Sony Music

    Comparte!

    Sumario

    personaje
    PERSONAJE
    municipios
    MUNICIPIOS
    reportaje
    REPORTAJE
    viaje
    VIAJE
    emprendedores
    EMPRENDEDORES
    lárgate
    LÁRGATE
    motor
    MOTOR
    cine
    CINE
    teatro
    TEATRO
    tiempo libre
    TIEMPO LIBRE
    libros
    LIBROS
    música
    MÚSICA
    últimas noticias
    ÚLTIMAS NOTICIAS
    cuídate
    CUÍDATE

    descarga revista