Octubre 21, 2021

    EL SECRETO MEJOR GUARDADO

    Texto e imágenes: Noho Comunicación

    Porque siempre queremos sorprender y vivir experiencias únicas, el grupo Sushita ha creado para sus adeptos más fieles un espacio reservado, secreto y clandestino para poder ocultase de miradas ajenas y vivir intensamente una experiencia única. Le Club Sushita (Alcalá, 63, Madrid), esconde en su interior un espacio único, bajo el nombre en clave de “El Guateque”, que recoge toda la esencia setentera de su alrededor con todo lo necesario para organizar un evento privado o de trabajo.

    El Guateque supone un espacio desenfadado y rompedor de 120 m2. Con capacidad para 30 comensales sentados o 60 personas para un evento tipo cóctel, El Guateque cuenta con todas las comodidades de un apartamento, así como otros elementos típicos de los guateques más alocados de los años 70, como son, entre otros, el jacuzzi, la barra o la pista de baile con bola de luces incluida.

    Guarda la esencia que ha hecho de Le Club Sushita un referente en su género: neones, Pop Art, Hiperrealismo, motivos tubulares, France Gall, Karl Lagerfeld, Jane Birkin, la Noches de Blanco Satén... decoración con paneles de cristal, moquetas coloristas, papeles pintados que recuerdan al estilo art decó glam, mesas de mármol, sillones Phanton aterciopelados… y, por supuesto, la mejor cocina japo-fusion que guarda una sorpresa final para los más castizos.

    Y es que Le Club Sushita introduce en su carta, entre los 60 nuevos platos con respecto a otros restaurantes del Grupo, sabores míticos de la despensa española con ese toque tan original que tanto gusto a los ya denominados ‘sushitans’ o amantes del espíritu Sushita: un Falso nigiri de atún rojo con salmorejo, unas Bravas caseras hechas con yuca, una ensaladilla rusa de tartar de atún rojo, Croquetas de atún katsuobushi o de carabineros con kimuchi, Costilla de ternera a la parrilla Josper o la sorprendente oda al Bocadillo de calamares de Le Club Sushita, realizado a partir de maki Rolls con tempura de calamar, alioli casero y su tinta.

    ¡Ah!, y más de 10 cócteles únicos, entre los que destacan algunos tan singulares como el Bravo Samurái (sake con toque de jazmín, leche de coco, zumo de lima y frambuesas) o El Beso del Panda (ron Barceló Añejo con zumo de naranja y lima, toque de canela y bitter de chocolate). ¡La fiesta está servida!

    www.sushita.com/restaurantes

    Comparte!

    Sumario

    personaje
    PERSONAJE
    municipios
    MUNICIPIOS
    reportaje
    REPORTAJE
    viaje
    VIAJE
    emprendedores
    EMPRENDEDORES
    lárgate
    LÁRGATE
    motor
    MOTOR
    cine
    CINE
    teatro
    TEATRO
    tiempo libre
    TIEMPO LIBRE
    libros
    LIBROS
    música
    MÚSICA
    últimas noticias
    ÚLTIMAS NOTICIAS
    cuídate
    CUÍDATE