REPORTAJE

Aeronáutica

 |  Publicado en REPORTAJE

Cuando los hermanos Wright consiguieron volar durante 12 segundos en 1903 no imaginaron que algún día podrían existir los vuelos al espacio. Llega el futuro de la aviación comercial.

El hombre del Renacimiento, en un auténtico despertar de la inteligencia y el arte, comenzó a fijarse en la habilidad de las aves para volar. En concreto, sería uno de los personajes más inteligentes y atrevidos de la historia, el gran Leonardo Da Vinci, quien escribiría dos tratados sobre el vuelo de los pájaros (entre 1486 y 1515).

Fijándose en las aves, el gran Leonardo diseñó una máquina a la que llamó Ornitóptero. Era muy parecida al ala delta actual y constaba de unos amortiguadores para que actuaran como patas de pájaro, y un complicado sistema de poleas, cables y palancas para que ayudaran al piloto a mover las alas y generar la energía necesaria para el vuelo.

Sin embargo, pronto comprendió que el peso y la musculatura del hombre nunca podrían conseguir generar la suficiente energía como para sustentarle en el aire. Y es que al final todo se reduce a corrientes de aire y una sustentación del cuerpo que quiere volar.

Leonardo no pudo, pero al final volaríamos…

Año 1990. Sacas del bolsillo un llavero tan grande que no te dejarían entrar en un banco porque pensarían que llevas una pistola Magnum 45. Tras un par de intentos, consigues abrir la cerradura de tu habitación de hotel. Con un vistazo rápido y experto, compruebas que la televisión debió de ser de las primeras que salieron en color y solo ves un enchufe extra al lado de la mesilla. La lámpara que está conectada a él no habría desentonado en el salón de tu abuela. Hace calor. Menos mal que pediste una habitación con aire acondicionado. Lo enciendes y, de repente, parece que revives el ataque japonés a Pearl Harbor. Has escuchado motores de aviones Airbus 330 más silenciosos que eso.



Página 1 de 5

mazda

mazda banner

(C) 2012 Monev Software LLC / komandog.com.              Sensación es Propiedad de Diálogo Diez S.L. Aviso legal