CAFÉ ALZHÉIMER

|  
(0 votos)

El alzhéimer es la principal enfermedad neurodegenerativa, tanto por su prevalencia como por las consecuencias que produce a los afectados y sus familiares. Cada año se diagnostican en España alrededor de 40.000 nuevos casos de esta patología crónica que provoca gran dependencia y tiene un impacto importante para los familiares, que son los que suelen asumir el coste económico y los cuidados.

ORPEA organiza encuentros para informar y asesorar a los cuidadores y familiares de pacientes con alzhéimer

Cuidar a un paciente con alzhéimer implica una reestructuración de la vida de los familiares, una sobrecarga de trabajo y un aumento del estrés, lo que incide directamente en su calidad de vida y bienestar físico, psíquico y emocional.

En ORPEA, líder europeo en la atención a la dependencia y referente en el cuidado de las personas mayores, sabemos que conocer el proceso de la enfermedad, compartir experiencias e incertidumbres con otros familiares y cuidadores, preguntar dudas a los profesionales e informarse sobre cómo cuidar a los mayores de manera segura y correcta ayuda a aliviar la carga de los cuidadores y el estrés que les genera la situación y el desconocimiento sobre la enfermedad. Por eso, hace cinco años pusimos en marcha Café Alzhéimer, una iniciativa que tiene como objetivo convertirse en un punto de encuentro para familiares y amigos de personas que sufren esta enfermedad, aunque también pueden participar todas aquellas personas que deseen información sobre alzhéimer.

El psicólogo y director de uno de las 44 residencias que ORPEA tiene en España, Óscar Layana, explica que Café Alzhéimer surgió en 2013 para dar respuesta a las necesidades e inquietudes de familiares de personas con alzhéimer: “Observamos que muchos familiares no disponían de información real sobre la enfermedad, ni de un espacio donde compartir experiencias, ambos aspectos muy importante para afrontar mejor esta situación. Al participar en Café Alzheimer pueden ampliar sus conocimientos preguntando a profesionales que diariamente tratan con este tipo de residentes. Además, pueden compartir experiencias con otros familiares, lo que resulta una buena terapia. Ambas cosas también suponen un mayor beneficio para los mayores porque generan mayor empatía”.   

2

¿A quién va dirigido?

Café Alzhéimer está dirigido a toda aquella persona que desee saber más sobre el alzhéimer y las demencias, pero especialmente a todos los familiares que tienen cerca a un mayor que lo está sufriendo. Esta actividad está pensada para ofrecer ayuda profesional a muchas familias que carecen del apoyo de los especialistas que tienen los conocimientos necesarios para tratar los problemas que sufren sus mayores y para crear grupos de confianza, donde personas que están viviendo situaciones muy parecidas, en general poco agradables, puedan desahogarse y aprender de los demás, lo que ayudará a su bienestar y, por tanto, del mayor.

Principales preocupaciones respecto al cuidado

Los trastornos conductuales del mayor son una de las preocupaciones principales de los familiares. Los cuidadores notan que el enfermo de Alzheimer cambia progresivamente en todos los aspectos de la vida diaria y sienten que no puede controlar la situación. Por eso, desde Café Alzheimer “se les ofrece pautas para canalizar estos trastornos conductuales y gestionar las situaciones de estrés que se puedan generar”, concreta el director de los centros ORPEA.

Profesionales que realizan la charla

En estas charlas, que se realizan todos los meses en los centros ORPEA, participan todos los profesionales que se encuentran en contacto directo con el mayor: médicos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, fisioterapeutas e incluso auxiliares. “Cada uno de ellos enfoca la enfermedad y las acciones a realizar desde su ámbito. De este modo, ofrecemos encuentros interdisciplinares”, asegura Óscar Layana.

Este psicólogo subraya que ante todo, “queremos mostrar a los familiares que están acompañados en esta andadura que suele ser muy difícil para ellos, bien por el apoyo de los profesionales del centro y bien por el apoyo de otros familiares que han vivido o están viviendo experiencias similares”.

3

Beneficios para los familiares

Asistir a Café Alzhéimer puede tener beneficios para los familiares de pacientes con Alzhéimer. Entre otros, Óscar Layana destaca:

Adquieren conocimientos que pueden ayudar al trato directo con el mayor enfermo de Alzheimer, mejorando de este modo su calidad de vida.

Aprenden a pasar un mayor tiempo de calidad con sus mayores.

Se siente más seguros y acompañados. Al contar con el apoyo de otras personas que están en su misma situación y tener acceso directo a profesionales del sector hace que se sientan mucho más seguros y especialmente acompañados.

5

Unidades de Protegidas de Alzheimer y otras Demencias

En ORPEA consideramos que los cuidados que se prestan al mayor deben estar adaptados a sus necesidades físicas, psíquicas y emocionales, pero también a sus convicciones, ideologías, gustos y preferencias. Por eso, para conseguir que la atención sea integral y centrada en la persona, trabajamos con Unidades de Vida diferenciadas, que son espacios adaptados a los mayores y sus necesidades particulares. Entre ellas se encuentra la Unidades Protegidas de Alzheimer y otras Demencias (UPAD)

En las UPAD se presta un servicio adaptado a las necesidades de personas con Alzheimer u otras demencias. Estas unidades son espacios protegidos y seguros, y cuentan con personal especializado en el acompañamiento y asistencia de personas con dichas patologías. El desarrollo de estos espacios, unido a la aplicación de terapias no farmacológicas, permite asegurar y mejoran la calidad de vida de sus residentes. En la UPAD se desarrollan terapias y programas de estimulación sensorial, por ejemplo, se instalan paneles para estimular el tacto y los sentidos de los mayores.

6

Estimulación cognitiva, sensorial y emocional

Las personas con enfermedad de Alzhéimer suelen ir perdiendo las capacidades cognitivas y funcionales de manera progresiva por lo que, además del tratamiento prescrito por los especialistas, es muy efectivo el empleo de otras terapias no farmacológicas que estimulen la cognición, los sentidos y las emociones y retarden la evolución de la enfermedad y mantengan durante más tiempo sus capacidades y autonomía.

En ORPEA, en función del estadio y deterioro cognitivo que tenga la persona, aplicamos unas determinadas terapias específicas. En casos leves, realizamos estimulación cognitiva mediante actividades instrumentales, puzles, manualidades, talles de pintura y de cocina, actividades de ocio y culturales… Además, al tratarse de tareas grupales, se fomentan las relaciones sociales, un factor muy importante para mejorar la cognición en este tipo de residentes.

En personas con deterioro cognitivo severo, llevamos a cabo estimulación sensorial, a través de la música, el tacto, los colores, los aromas y sabores. Las salas Snoezelen de las que disponen nuestros centros son un interesante recurso, porque permiten la estimulación multisensorial (auditiva, tacto, olfato, visual…). Con ellas, se busca llevar al residente a un estado de relajación, comodidad y de construcción de sensaciones agradables que le permite estimular los sentidos.

También los profesionales de ORPEA utilizan otras alternativas muy efectivas para estas personas, como los espacios y talleres de reminiscencia o la terapia con animales. Esta última terapia logra una respuesta emocional y afectiva espectacular. Afloran sentimientos insólitos.

 

mazda

mazda banner

(C) 2012 Monev Software LLC / komandog.com.              Sensación es Propiedad de Diálogo Diez S.L. Aviso legal